III Congreso Expo Inclusión Latam: Ley de Inclusión Laboral tiene como desafío disminuir brecha de género entre personas con discapacidad en materia laboral

El número de hombres contratados casi duplica a la de las trabajadoras mujeres, de entre los 20 mil puestos laborales ocupados por personas con discapacidad, desde que la  Ley de Inclusión Laboral  entró en vigencia hace dos años.

Close-up of senior woman hand on wheel of wheelchair during walk in hospital

Hasta el 31 de octubre de este año, la Dirección del Trabajo ha recibido la declaración de 2.051 empresas que afirmaron haber cumplido con la Ley de Inclusión Laboral que hace dos años entró en vigencia en nuestro país. De estas, 1.561 empresas declararon que han cumplido la ley contratando trabajadores con discapacidad, 159 empresas declararon que han cumplido sólo con medidas alternativas y 331 empresas declararon que lo cumplieron a través de la contratación de trabajadores y medios alternativos.

 “Estamos en muy buen pie porque estas empresas ingresaron trabajadores a la planta, pero también dieron cumplimiento a contratar empresas externalizadas que tenían trabajadores con situación de discapacidad”, precisó Lilia Jerez, Directora del Trabajo, organismo que se encarga de fiscalizar que las empresas, con más de 100 trabajadores, cumplan una cuota del 1% de contratación con personas con discapacidad.

Sin embargo, los números también arrojan algunas desigualdades. Una de ellas es la brecha de género existente entre personas con discapacidad contratadas en el marco de la Ley de Inclusión Laboral. Fernando Arab, subsecretario del Trabajo, explicó que  “tenemos un número mayor de hombres con discapacidad contratados versus mujeres, con un 65% hombres y un 35% mujeres. Ese es un universo del que hay que preocuparse, de estos 20 mil contratos registrados en la Dirección del Trabajo, es una muestra de una brecha que tenemos que superar”.

En tanto, la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, destacó que hoy en Chile “hay más de  2.836.000 personas, 2 de cada 10 personas adultas en Chile tiene algún tipo de discapacidad (…) y uno de los datos más relevantes, donde deberíamos poner el esfuerzo que hacemos en poder incluir laboralmente a las personas con discapacidad, es también en esa perspectiva de género que nos está faltando. Esto sigue la triste línea de la brecha de discapacidad de hombres y mujeres”.

Por ello, las autoridades hicieron un llamado a no sólo preocuparse de lo cuantitativo sino que también de lo cualitativo sumando a las personas con discapacidad de mejor manera a una inclusión laboral y social. “La ley de inclusión es mucho más que cumplir una cuota. La ley de inclusión no es caridad, la ley de inclusión no es pagar un impuesto, es otorgar igualdad de derechos, igualdad de oportunidades, a personas que tienen los mismos sueños y anhelos, las mismas frustraciones que cualquiera de nosotros”, destacó el subsecretario Arab.

En ese contexto, la directora ejecutiva de Expo Inclusión, Paola Ortega, dijo que en estos cinco días de cumbre, “el principal mensaje que queremos dejar es la colaboración. La inclusión en acción tiene relación con tomarnos de las manos y salir juntos de esto. Es una situación difícil, con mucho desempleo, tenemos también a fundaciones que lo están pasando mal, personas con discapacidad que han sufrido los efectos de esta pandemia, por lo tanto, la idea es hacer red, colaboración, y sobre todo potenciar todo lo online y lo digital. La colaboración y sumar tecnología para acortar la brecha digital en las personas con discapacidad que es nuestro foco y lo que queremos dejar como mensaje este año”.

Mientras tanto, el subsecretario del Trabajo reforzó la importancia del teletrabajo en tiempos de pandemia. “El teletrabajo llegó para quedarse y tanto la OIT como la propia CEPAL han señalado en su informe anual que es la política pública más efectiva para incorporar a personas con discapacidad al mundo del trabajo, especialmente en tiempos de pandemia”.

Contó que “este año fueron más de 4.300 las personas con discapacidad que pudieron encontrar en la Ley de Protección del Empleo una alternativa para no perder sus puestos de trabajo y por lo tanto vieron o suspendida su relación laboral o reducido su contrato, pero por otro lado pudieron mantener su empleo”.

Respecto al subsidio al empleo, que va a cumplir 2 meses desde su entrada vigencia, Fernando Arab señaló que esta herramienta tiene un foco especial para personas con discapacidad, ya que el subsidio va a tener un monto mayor en dinero para aquellas empresas que contratan a un trabajador con discapacidad, una mujer o a un joven. “Con esto esperamos fomentar una mayor cantidad de trabajadores con discapacidad al mundo del trabajo. Hasta el día de ayer, ya tenemos 435 trabajadores con discapacidad que los han contratado o los han postulado al menos al subsidio a la contratación, y esperamos que este número siga creciendo”.

Todas estas presentaciones se realizaron durante esta jornada en el Tercer Congreso Latam Inclusivo, en el marco de una nueva edición de Expo Inclusión en nuestro país, que se realiza de forma 100% online y que aborda el impulso hacia una cultura inclusiva desde lo laboral con más de 1.500 ofertas laborales para personas con algún tipo de discapacidad, pero también con un foco en la educación, la innovación y la tecnología.