Uso de herramientas tecnológicas contribuye al aprendizaje de estudiantes con discapacidad de escuela especial de Copiapó

La iniciativa es financiada por el Fondo Nacional del Proyectos Inclusivos del Servicio Nacional de la Discapacidad a la Escuela Especial Luis Alberto Iriarte de Copiapó.

La crisis sanitaria, que se vive a nivel mundial ha obligado a adaptar todas las actividades programadas y planificadas en la mayoría de los ámbitos, y la educación no ha estado exenta de ello. La Escuela Especial Luis Alberto Iriarte, buscó la forma de reinventarse para lograr el mejor desarrollo de su comunidad educativa con el uso de las tecnologías.

El año 2019 el Servicio Nacional de la Discapacidad, a través del Fondo Nacional del Proyectos Inclusivos, financió al establecimiento educacional una iniciativa de acceso a la tecnología con una inyección de recursos que bordea los seis millones de pesos, lo que permite dejar capacidad instalada en las instituciones y avanzar en pro de la inclusión social y educativa de los niños, niñas y jóvenes con discapacidad de la región de Atacama.

Originalmente, el proyecto fue pensado para aplicarse tanto en el establecimiento como en el hogar, pero debido a la pandemia, los alumnos debieron continuar su educación desde sus hogares. Con el financiamiento de la iniciativa el establecimiento adquirió Softwares, monitores touch, comunicadores y Tablet, logrando un satisfactorio resultado para el establecimiento y para los apoderados que han visto reflejada en sus hijos la felicidad y el trabajo profesional del equipo multidisciplinario y docente.

La Gobernadora de la Provincia del Huasco, Nelly Galeb señaló que “vemos la perseverancia con la política social del Gobierno y nuestro Presidente Sebastián Piñera, al buscar soluciones y entregar herramientas para mejorar la calidad de vida, la cual es un derecho de cada persona y nos sentimos felices por el trabajo mancomunado entre la Escuela, Padres, Niños y Senadis en nuestra provincia”.

Por su parte, la Directora Regional de Senadis Atacama, Gabriela Villanueva destacó la iniciativa a nivel regional. “El Fondo Nacional de Proyectos Inclusivos responde al mandato de promover el desarrollo integral de las personas con discapacidad en todos los ámbitos y etapas del ciclo vital. Lo que hace este tipo de iniciativas es darles más posibilidades y alternativas de inclusión a las personas con discapacidad, en este caso a estudiantes de niveles educativos retos múltiples, que con la inyección de recursos tecnológicos e innovadores permiten a los docentes generar estrategias diversificadas, alcanzando igualdad de oportunidades de acceso a la información”, concluyó.

Un punto clave en el correcto desarrollo del proyecto ha sido el apoyo de los padres y apoderados, quienes han debido aprender y así apoyar a sus hijos durante el uso de las herramientas tecnológicas, de manera que lograran el acceso a material pedagógico de forma innovadora, novedosa y didáctica, aprovechando al máximo el equipo, en tiempos difíciles para el aprendizaje de los estudiantes.

Para la directora de la Especial Escuela Luis Alberto Iriarte, Teresa Noemí Pizarro, estos aprendizajes fueron muy útiles. “El proyecto llegó en un momento muy complejo, al comienzo no se sabía cómo se podría sacar adelante, pero con el compromiso de mis colegas profesionales de la escuela, llegó a los hogares y a los estudiantes que más lo necesitaban, arriesgando, muchas veces, su salud y la de sus familias, todo con el objetivo de entregar herramientas eficaces y efectivas”, destacó.

Esta pandemia sirvió para ver el vaso medio lleno en las tecnologías y lo importante que es aprender a utilizarlas, así lo expresan los apoderados, quienes han podido hacer uso de la tecnología desde sus hogares, tal como lo relató Katherine Cubillos, “mi hijo quedó fascinado y si hay otro proyecto así, me gustaría que mi “Benjita” también participara, además le gustó la modalidad táctil de la pantalla, que para él ha sido algo nuevo y novedoso”.

Es así como, herramientas innovadoras, favorecieron durante estos últimos meses el entusiasmo y motivación de los estudiantes, según señaló la apoderada Teresa Vásquez, quien destacó que “el proyecto de las tecnologías me encantó, ya que era didáctico e interactivo para el aprendizaje de mi hijo. Fue muy útil y sencillo de manipular por Lukas, así utilizó herramientas para el aprendizaje y a la vez manipular tecnología. Nos gusta mucho participar en el proyecto, ojalá se repita”.

Fuente: Senadis

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*