Plan Paso a Paso: personas con discapacidad y movilidad reducida no están considerados en los protocolos

Largas filas y extensas horas de espera son parte del panorama actual fuera del comercio. Situación que no es agradable para nadie, pero que para las personas con discapacidades se convierte en un problema. 

La reapertura del comercio generó la necesidad de crear un protocolo para disminuir la posibilidad de contagio dentro de las tiendas. Pese a ello las medidas sanitarias no consideran a las personas con discapacidad o movilidad reducida. 

Las imágenes de personas haciendo fila a las afueras de los locales comerciales son cada vez más habituales en las comunas que se encuentran sin cuarentena, desde la fase dos del Plan Paso a Paso. Esto sumado a las largas horas de espera para poder ingresar, es lo que convierte a estos en escenarios no aptos para los clientes con discapacidad o movilidad reducida. 

Los supermercados, según comentó Andre Legarreta, coordinadora de Ciudad Accesible,  han sido los más empáticos con la accesibilidad desde el inicio, siendo los primeros en crear protocolos para personas con discapacidades, en los que implementaron filas prioritarias. 

Desde BAU Accesibilidad Universal, su directora, Andrea Boudeguer, también destacó la iniciativa de los supermercados, señalando que sin esta la experiencia sería muy compleja. “Cuando no hay una prioridad definida y una obligatoriedad de atender a las personas con discapacidad y mayores de 65 años de manera preferencial, se genera una experiencia complicada por parte del que quiera visitar estos lugares”.

Los sanitizadores de pies al ingreso de las tiendas son un claro ejemplo de la falta de consideración de las personas con discapacidad en los protocolos, los cuales no pueden ser utilizados por las personas que usan sillas de rueda, dificultando su acceso. 

“Hoy en día sigue costando que cuando hacen protocolos piensen en las personas con discapacidad”, afirmó Andrea Legarreta. Además, agregó que en eventos climáticos y situaciones como esta, de pandemia, son las personas con discapacidad las que se llevan la peor parte. “En ningún caso se le da prioridad a las personas con discapacidad o movilidad reducida”

Incluir acceso prioritario en los protocolos para la reapertura de los locales comerciales,  es lo que Andrea Boudeguer considera es fundamental, además de tener habilitados y libres los ingresos para personas con discapacidad. 

La corporación Ciudad Accesible elaboró el boletín “Recomendaciones para Ciudades Accesibles en Pandemia”, en el cual aborda cinco aspectos: Circulación peatonal segura y continua, Cruces peatonales accesibles, Estacionamientos accesibles, Transporte público y Acceso a la información. El boletín señala que toda iniciativa de movilidad debe aplicar los principios de acceso universal, el cual aporta las condiciones de equidad, seguridad y prioridad que beneficia a todos los ciudadanos. 

Habilitar los accesos, incluir filas prioritarias y tener despejadas las rampas, son aspectos que se deben agregar en los protocolos. Incluir a las personas con discapacidad y movilidad reducida en todas las medidas, tanto en tiempos de pandemia como “normales”, es fundamental para formar una sociedad realmente inclusiva.  

Fuente: El Mostrador

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*