Alberto Abarza: “Nunca he pensado en nacionalizarme por otro país”

El nadador paralímpico, triple medallista para panamericano en Lima 2019, aclaró la oferta que recibió desde Estados Unidos para competir con ellos.

El deporte paralímpico de nuestro país sufrió un remezón esta semana luego que, a través de una entrevista al diario La Cuartael nadador Alberto Abarza confesara que recibió una propuesta desde Estados Unidos para radicarse allí y defender a dicho país en los Juegos Paralímpicos de Tokio. Estas palabras generaron bastante ruido considerando que el nadador paralímpico ganó tres medallas de oro en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 y es una de las cartas más importantes que tiene el Team Chile.

Abarza, en conversación con ADN TOP KIA, aclaró su postura y resaltó que seguirá compitiendo por Chile. “Por mi mente nunca pasó pensarlo en realidad. Es como cuando estás en alguna parte y alguien te encuentra bonito. No porque alguien te encuentre bonito tu te vas a poner a pololear con esa persona. Pero sí me dio pena porque desde otra parte se fijan en ti y la parte que te tiene que apoyar no te apoya”, comenzó diciendo.

“Estoy consciente que veníamos de una pandemia, donde me estaban cuidando para que no me pegara el coronavirus. Pero me descuidaron deportivamente. Mi discapacidad avanza día a día y si no hago deporte, mi enfermedad me va a matar igual. Entonces cuando llega el ofrecimiento del otro lado con todo el equipo médico y las terapias que tu necesitas para mantenerte, esa es la parte que da pena”, apuntó el deportista.

Abarza padece el síndrome de Charcot-Marie-Tooth, una enfermedad degenerativa que atrofia los músculos. Por tanto, la inactividad no solo ha tenido repercusiones deportivas, sino también de salud. “Un nadador, un día que pierda de agua se demora tres días en recuperar ritmo. Yo creo que con suerte vamos a llegar al nivel que teníamos en Lima entrenando full. Hemos perdido mucha masa muscular. Todos los rivales nunca pararon de entrenar y yo llegué desde Europa en marzo y no volvimos a tocar el agua ni hacer acondicionamiento físico. Necesito una persona que me pueda ayudar y mi señora, como está embarazada, no puede”.

En medio de la espera del nacimiento de su segundo hijo, Alberto Abarza igualmente tiene en mente el desafío de disputar los Juegos Paralímpicos de Tokio defendiendo a Chile, aunque reconoce que da ventaja en estas condiciones. “Nunca he sido capaz de pensar competitivamente. Como yo hago deporte por mantenerme vivo, primero pienso en disfrutar de un día más y después pienso en la medalla. Las ganas están de estar en Tokio, subirme al podio e ir con mi buzo de Chile, cantar el himno. Nunca he pensado en nacionalizarme por otro país“.

En el Comité Paralímpico de Chile trataron de bajar la alarma respecto a lo apuntado por Alberto Abarza.

Su presidente, Ricardo Elizalde, apuntó a ADN TOP KIA que ya conversó con el nadador y que buscan opciones para darle mejores condiciones de entrenamiento. “Las declaraciones de Abarza son bastante desfavorables. Fue un malentendido. Tenemos toda la intención de que se reintegre a entrenar. Está muy comprometido con Chile. He conversado con él desde siempre. Tenemos la intención de apoyarlo en su reintegro deportivo”, comenzó diciendo.

“Existen condiciones especiales para sus entrenamientos. La temperatura del Estadio Nacional es baja para su condición física. Esa temperatura se encuentra en otras piscinas como la del Parque O’Higgins. Apenas vuelva la posibilidad de entrenar, está el compromiso para financiar incluso una piscina adicional para que rápidamente pueda retomar su nivel deportivo“, sentenció  el máximo dirigente del deporte paralímpico nacional.

Estas palabras fueron bien recibidas por Alberto Abarza. “Quiero pensar que la intención siempre está de ayudar al deportista, pero tienen que estar antes de lo que pueda pasar. He recibido dos veces el llamado de Estados Unidos. En 2017 querían que los representara en Lima, pero dije que no. No es una cuestión de dinero. Si fuera por eso, hubiera aceptado en 2017. Se trata de gestión. No pido una piscina de 50 millones de dólares. Pido cualquier piscina, pero que esté a la temperatura adecuada y en la que estar tranquilo con mi entrenador”, cerró el Premio Nacional del Deporte en 2018.

Fuente: ADN Radio

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*