Un dispositivo que permite a los usuarios controlar la computadora con la lengua

Este prototipo de “joystick” puede parecer rústico, pero su tecnología remota de manos libres podría ser un avance real para algunas personas que viven con limitaciones físicas.

Desarrollado por la ingeniera Dorothee Clasen como parte de su tesis de maestría sobre interacción humano-computadora, en la Escuela Internacional de Diseño de Colonia de Alemania, el dispositivo intraoral [In] Brace contiene una pequeña palanca que puede controlarse con la lengua a través de sensores magnéticos de alta sensibilidad. El retenedor de plástico, que se ajusta a la medida del paladar y los dientes del jugador, se conecta a un transmisor inalámbrico, que se lleva detrás de la oreja, con un pequeño juego de cables.

Para demostrar cómo funciona el [In] Brace, Clasen creó un análogo al clásico videojuego «Pong», llamado «Tong», en el que simples movimientos de la lengua podían indicar a la paleta que se moviera hacia arriba y hacia abajo en el perímetro de la pantalla.

Clasen explicó que el dispositivo requiere práctica para dominarlo, ya que la mayoría de los seres humanos no necesitan desarrollar la coordinación ojo-lengua para la vida diaria. Sin embargo, descubrió que sus habilidades “mejoraron rápidamente” durante el primer intento, y finalmente “disfrutó” de la novedosa experiencia de juego.

Como la mayoría de las interfaces electrónicas se controlan con los dedos, el [In] Brace tiene un valor obvio para quienes viven con limitaciones físicas de las manos y los dedos, pero requieren acceso a diversos entornos digitales, como iniciar sesión en una computadora portátil estándar.

Actualmente, hay docenas de ejemplos de tecnología de asistencia que pueden realizar funciones similares, como los interruptores de barbilla, parpadeo o sorber y soplar. Sin embargo, estos dispositivos pueden ser torpes y tener una gama limitada de funciones, especialmente para tareas que requieren habilidades motoras finas, como los videojuegos. Para muchas personas que viven con una discapacidad, algunos juegos y sistemas de juego se han vuelto «obsoletos» por esa razón.

Sin embargo, la diseñadora también dijo que el dispositivo permite que cualquiera se conecte a un entorno digital con la lengua, y también podría ser útil para quienes realizan tareas complejas que ya ocupan las manos y los pies.

“Un pianista podría voltear sus hojas de notas digitales con la lengua mientras toca, o un esquiador podría tocar música desde su teléfono con la lengua mientras baja la pendiente”, escribió.

Fuente: periodismo.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*