Soledad Álamos: “Para que una nueva Constitución sea legítima, todos nos tenemos que sentir representados”

La directora de la Fundación Filip conversó en CNN Chile sobre el proyecto que daría una cuota del 10% de las candidaturas por lista a personas con discapacidad en un eventual proceso constituyente. “Si queremos llegar a un nuevo pacto social ninguna voz debe ser marginada ni discriminada”, dijo.

Foto de la constitución política de la república.

Ante un eventual proceso constituyente, existe una iniciativa para reservar para personas con discapacidad un 10% de las candidaturas a los escaños de una posible Asamblea Constituyente, en caso de que triunfe el Apruebo en el plebiscito de octubre.

Para conocer más sobre esta propuesta y cómo se debe abordar la discapacidad en un proceso constituyente, Mónica Rincón conversó con Soledad Álamos, directora de la Fundación Filip y ex candidata a diputada por el Distrito 11, es activista por los derechos de las personas con discapacidad y tiene osteogénesis imperfecta.

Álamos comentó que el proyecto está en la Comisión de Constitución del Senado. “Hasta el 13 de agosto se puede aprobar, hacemos un gran llamado a los senadores para que se apruebe y para que las personas con discapacidad podamos estar representadas en un 10% de todas las listas a nivel nacional”, dijo.

Si bien el proyecto no garantiza escaños para las personas con discapacidad, plantea la reserva del 10% de las candidaturas. “Podríamos decir que es una ley de cuotas. Una cuota del 10%, donde las personas con discapacidad van a integrar las listas, pero no tienen la seguridad de que van a llegar a ser constituyentes“, aclaró.

Recordó que en Chile hay cerca de 3 millones de personas con discapacidad, lo que representa casi el 20% de la población del país. “Y, tradicionalmente, hemos sido marginadas de la participación y de la toma de decisiones políticas“, agregó Álamos.

Además, destacó la importancia de este proyecto por cuanto es necesario que todos los chilenos estén representados en un eventual proceso constituyente y refleje la diversidad del país. “Para que esta nueva Constitución sea legítima, todos nos tenemos que sentir representados, tanto las personas con discapacidad como los pueblos originarios, las mujeres y los independientes”.

La directora de la Fundación Filip apuntó que, históricamente, las leyes para las personas con discapacidad se han hecho sin la participación de este sector de la población, por lo que, aseguró, una nueva Constitución realmente inclusiva debe tomarlos en cuenta. “Si queremos llegar a un nuevo pacto social ninguna voz debe ser marginada ni discriminada“.

Además, enfatizó que, no solo al momento de elegir a los constituyentes, sino que todo el proceso debe ser accesible para las personas con discapacidad. 

Enumeró varios aspectos por los que Chile no es un país inclusivo y, de hecho, no cumple muchos de los postulados establecidos en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, de las Naciones Unidas, que el país suscribió en 2008.

“Por ejemplo, la autonomía, la libertad para tomar decisiones propias, la no discriminación, la participación e inclusión plena y efectiva en la sociedad, el respeto a la diferencia, la aceptación de las personas con discapacidad como parte de la diversidad, la igualdad de oportunidades“, dijo Álamos entre otros aspectos que no se cumplen para las personas con discapacidad en Chile.

Fuente: CNN Chile

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*