Las seis líneas de acción propuestas por organizaciones para garantizar atención médica “sin etiquetas” en medio de la pandemia

“Nuestro objetivo es poder aportar mediante estos seis puntos claves, por lo que esperamos llevarlos de manera urgente hasta el Presidente de la República y el Ministerio de Salud”, sostienen agrupaciones que se han unido en el hashtag #AtenciónSinEtiquetas.

#AtenciónSinEtiquetas es la etiqueta que han utilizado diversas organizaciones y personas que abogan por la inclusión de personas con discapacidad (PcD) para denunciar casos de discriminación en el acceso a la salud en el contexto de la pandemia por Covid-19 y para elaborar propuestas para garantizar el acceso igualitario a los diferentes servicios asistenciales.

Una de las acciones que han realizado es exigir, a través de una carta abierta dirigida al Senado de la República de Chile (en específico a la Comisión de Salud y a la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía), “la necesidad de visibilizar que la inclusión, la protección a la vida y la dignidad de las personas con discapacidad, son temas que nos competen a todos como sociedad”, según explican estas agrupaciones en una nota.

“En dos semanas más de 3000 organizaciones y sociedad en general, han firmado apoyando esta iniciativa, con la que relevamos que la discapacidad debe ser comprendida y abordada desde el enfoque de derechos. En Chile, este se enmarca en la Convención Internacional de Derechos de las Personas con Discapacidad, la cual se ratificó en nuestro país el año 2008, además de la Ley 20.422, que establece normas de igualdad de oportunidades e inclusión social de PcD y Ley 20.609, que establece medidas contra la discriminación”, sostienen.

De acuerdo a los firmantes, “en estos cuerpos legales, se garantiza el derecho a la igualdad y no discriminación de las PcD, protección de su vida, protección en situaciones de riesgo y emergencia, a tener el mismo reconocimiento como persona ante la ley, a la protección contra tratos inhumanos, la protección de su integridad y el acceso en igualdad de condiciones a la salud, entre otros”.

Es por este motivo, dicen, que “el Estado debe cumplir con sus obligaciones, sin perder de vista a la población de personas con discapacidad, quienes en Chile son casi 3 millones de personas, según la ENDISC II (2015), por lo que hacemos un fuerte llamado a que no se generen “sectores sociales de sacrificio”, en donde las PcD sean discriminadas, en favor de otros, siendo puestas al final de la lista, condicionando y postergando su atención médica”.

Seis líneas de acción

En paralelo, estas organizaciones comenzaron a trabajar junto a expertos nacionales e internacionales, 6 puntos claves en torno a esta problemática.

“Nuestro objetivo es poder aportar mediante estos 6 puntos claves, por lo que esperamos llevarlos de manera urgente hasta el Presidente de la República y el Ministerio de Salud”. Los puntos son:

1. Reconocer el protocolo emitido por distintas organizaciones y apoyado por el Colegio Médico, como oficial por el Ministerio de Salud.

2. Generar un mecanismo de seguimiento y fiscalización para que los pacientes Covid-19 con discapacidad sean atendidos en igualdad de oportunidades y sin discriminación a lo largo de todo el territorio.

3. Reforzar la estrategia de salud primaria que ha lanzado el gobierno para llegar de forma más rápida y eficiente a las PcD, sus cuidadores y/o redes de apoyo mediante la gestión territorial integrada.

4. Asegurar la continuidad de los tratamientos de forma domiciliaria, remota o en centros asistenciales de las PcD, sin discriminación.

5.Que los cuidadores e de PcD, enfermedades poco frecuentes y/o dependencia deben ser considerados como un ajuste razonable y por lo tanto se debe permitir su acompañamiento.

6. Solicitar que el acceso a residencias sanitarias sea sin discriminación, incluyendo a PcD y a lo largo de todo Chile.

Fuente: La Tercera