OPINIÓN: Discapacidad y COVID-19: una atención de salud inclusiva no puede esperar

Carola Rubia
Directora Ejecutiva Fundación Descúbreme

Durante el transcurso de la pandemia en nuestro país, se han dado a conocer experiencias de discriminación hacia personas con discapacidad en el acceso a la salud y una pronta atención médica.

En concreto, Óscar Walter, un hombre de 38 años con síndrome de Down, murió por una neumonía por COVID-19 luego de pasar varios días en el Hospital Félix Bulnes sin recibir ventilación mecánica. Por otro lado, Yerka Morales, una mujer de 40 años con el mismo síndrome, fue internada en el Hospital Padre Hurtado, pero no fue trasladada a cuidados intensivos, situación que está siendo objeto de un sumario interno del hospital.

Este tipo de situaciones no se alinean con el marco legal sobre discapacidad vigente en Chile. En este sentido, la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, señala que este colectivo tiene el derecho a gozar del más alto nivel de salud sin discriminación. Estas obligaciones también están presentes en la Ley N° 20.422, que establece normas sobre la igualdad de oportunidades e inclusión social en diferentes ámbitos de la vida.

La preocupación de evitar casos como el de Óscar y Yerka por parte de diferentes organizaciones de la sociedad civil, se plasmó en la elaboración de una carta abierta dirigida a las Comisiones de Salud y de Derechos Humanos del Senado, con el fin de solicitarle al Estado chileno que garantice los derechos de las personas con discapacidad de acuerdo con el marco legal antes descrito. Esta carta se ha difundido ampliamente en las redes sociales con la consigna #atenciónsinetiquetas.

A nivel internacional, organizaciones como las Naciones Unidas, Plena Inclusión e Internacional Disability Alliance han entregado una serie de recomendaciones para garantizar una atención de salud inclusiva y de calidad. En este sentido, se prohíbe tajantemente la negación del tratamiento por COVID-19 a una persona con discapacidad, y se enfatiza la importancia de identificar y eliminar todos tipo de barreras que puedan estar presentes tanto en el acceso y tratamiento de esta enfermedad, como en la información clave para su prevención.

Desde Fundación Descúbreme, como parte de la Mesa Intersectorial por la Discapacidad Intelectual (MIDI), hacemos un llamado a difundir e implementar los documentos que emanan desde la sociedad civil, con recomendaciones para la atención de personas con discapacidad en los servicios de salud durante esta pandemia, dentro de los que se encuentra una versión en lectura fácil. Este tipo de iniciativas da cuenta de la importancia de incluir activamente a los diferentes actores, que trabajamos la inclusión de este colectivo para dar una respuesta que aborde la discapacidad en toda su diversidad.

Fuente: elperiodista.cl

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*