Guía con claves para una ‘nueva normalidad’ accesible

Fundación ONCE, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) y el Real Patronato sobre Discapacidad han editado la publicación ’11 claves para una nueva normalidad accesible’. Esta nueva guía contiene las recomendaciones para una nueva normalidad teniendo en cuenta las necesidades de las personas con discapacidad en la adecuación de los espacios y edificios públicos a esta nueva realidad fruto de la lucha contra el COVID-19.

De manera general, deberán seguirse las pautas de seguridad e higiene planteadas por las autoridades competentes, estableciendo las especialidades oportunas para cada persona y sus necesidades. Dada la vulnerabilidad que algunas personas con discapacidad pueden presentar frente a situaciones de contagio como la provocada por el COVID-19, estas medidas deberán extremarse por parte de todas las personas.

[Puedes descargar la publicación aquí]

Aspectos que recoge la guía

Tal y como publican en una nota de prensa, reproducimos literalmente, la publicación aborda, de manera fácil y sencilla, once elementos como son las ‘Pautas de conducta’, ‘Información en diferentes formatos’, ‘Adecuación de Equipos de Protección’, ‘Dispensadores de Gel Hidroalcohólico’, ‘Espacio de separación mínima’, ‘Mamparas separadores de protección’, ‘Terrazas y veladores’, ‘Sistemas de activación de elementos’, ‘Espacios higiénicos de uso público’, ‘Transporte colectivo’ y ‘Reducción de aforo de espacios públicos’.

Cada uno de ellos ha sido analizado y dentro de ellos se proponen consejos que reflejan aspectos relacionados con los grandes colectivos de personas con discapacidad como son discapacidad visual, auditiva, física, cognitiva y discapacidad psicosocial, de manera que el nuevo cumplimiento normativo en los entornos públicos y laborales no se convierta en una barrera para la libre circulación y desarrollo de actividades por parte de las personas con discapacidad.

De esta forma, en lo que respecta a la información se recomienda el uso de pictogramas y la lectura fácil, así como que los mensajes que se ofrezcan en formato sonoro en espacios públicos incorporen alternativas en formato escrito o en lengua de signos.

Con respecto a las personas mayores

La restricción de aforo deberá respetar las zonas reservadas para personas con discapacidad y personas mayores. Deberá incluirse en los nuevos protocolos de seguridad y acceso a la red pública de transporte a las personas con discapacidad y personas mayores, teniendo en cuenta sus necesidades específicas.

Respecto a las mascarillas, se afirma que pueden provocar desconfianza por parte de personas con discapacidad cognitiva o psicosocial al dejar oculto parte del rostro. Además, disminuyen la vocalización y volumen entre los interlocutores, lo que incide negativamente en la comunicación con personas con discapacidad auditiva.

En cuanto al gel hidroalcohólico, se considera necesario plantear un criterio de cara a normalizar su ubicación y facilitar su localización por parte de las personas con dificultad visual y asegurar su cómoda manipulación a quienes tengan problemas de destreza en los miembros superiores.

#BarrerismoCovid

Esta publicación se enmarca dentro de la iniciativa #BarrerismoCovid cuyo objetivo es sensibilizar sobre las barreras a las que pueden enfrentarse las personas con discapacidad. Irá acompañada de vídeos protagonizados por los personajes de la serie animada ‘ON Fologüers’.

Por su parte, la CNSE (Confederación Estatal de Personas Sordas) ha presentado su red de atención a personas sordas COVID-19 para hacer frente a la falta de accesibilidad de los recursos y servicios surgidos a raíz de la alerta sanitaria. El colectivo ha visto vetado su acceso a los mismos, ante la ausencia de medidas que permitan su uso en igualdad de condiciones.

Durante esta pandemia lacomunicación telefónica es la principal forma de acceso para las emergencias del coronavirus, a gestiones de cualquier tipo con la administración pública, o a los variados recursos y servicios a disposición de la ciudadanía”, ha manifestado su presidenta,Concha Díaz. “Se olvida la necesidad de dar respuestas globales y la existencia de recursos que ya permiten una comunicación accesible con estos servicios a través de la lengua de signoso en la modalidad comunicativa que requiera cada persona sorda

Fuente: Gndiario

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*