“Cuando los papás son los principales expertos en sus hijos, los resultados son increíbles”: Jeannine Charney

La psicóloga y psicopedagoga explica el método B´Connect, basado en poner el foco en las fortalezas de las personas neurodiversas.

Jeannine Charney, a través de transmisión en vivo desarrollada con Portal Inclusión el pasado viernes, expone el método B´Connect, un modelo de intervención para personas con autismo y neurodiversas.

El método B’Connect, desarrollado por la psicóloga y psicopedagoga, parte de una premisa muy comprensiva, sin juicio y muy espontánea. Se basa en descubrir y potenciar talentos, junto con trabajar en lo que representa un desafío para cada persona. Es un modelo de comprensión e intervención en personas con una condición neurológica diversa, sus familias y su entorno.

“Cuando el foco es puesto en la disfunción, discapacidad o déficit, es muy poca la proyección que se puede tener en torno a los niños” explica, añadiendo que cuando los padres lograr descubrir, entender y empiezan a trabajar en sus talentos, es mucho más fácil. “A mí lo que más me interesa es que los padres de estos niños se vuelvan expertos en neurociencia para que entiendan más que nadie, cómo funciona el cerebro de sus hijos”.

Entendiendo las conductas

La intención, según Charney, es intentar cambiar el lente por el cual las personas miran el trastorno del espectro autista para comprender que las conductas, que muchas veces son catalogadas como “pataletas” o para llamar la atención, son el reflejo de que “el cerebro de cada persona con autismo funciona diferente, y, por lo tanto, procesa la información de una manera distinta”. Esto explica que cada caso de autismo sea tan asimilar a otro y, por lo tanto, las intervenciones tienen que ser distintas y cada dinámica familiar cambia.

Las personas del espectro autismo perciben del mundo de una manera amplificada y simultánea. “Por ejemplo, cuando una persona con autismo sale a la calle escucha de manera amplificada los ruidos y olores, le molesta la cantidad de gente, las luces, y todo esto ocurre al mismo tiempo”. Un cerebro neurotípico, que es el de la mayoría de las personas, “es capaz de seleccionar solo uno de estos estímulos y de esa manera distribuir esa energía” explica.

Por eso, para un niño con el espectro autista ir a un mall o a un supermercado es “tremendamente estresante porque son demasiados estímulos que están activos al mismo tiempo”, añadiendo que es por esa razón que, en esta época de la cuarentena, los niños están muy tranquilos en su casa, en un lugar seguro y a salvo, “porque salir al mundo es tremendamente amenazante”.

El propósito del método

Para Jeannine es muy importante trabajar en crear una sociedad más inclusiva que acepte y valore las diferencias entre las personas. “Cuando entendemos a cada persona y podemos empatizar y desarrollar sus talentos y sus potenciales, nos encontramos con seres humanos maravillosos. Todos son personas maravillosas, tienen un corazón de oro”. Y lo más valioso es cuando los padres se transforman en los expertos de sus hijos porque “ellos mismos son los que después comunican al mundo estas características”.

Finaliza enfatizando que “yo no quiero que un papá ayude a su hijo a que sea iguales a los otros, el trabajo que hacemos es para que ayuden a sus hijos a ser quienes son y que los ayuden a adaptarse al mundo para aportar lo que ellos tienen para aportar”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*