61% de las compañías cree necesario incluir aspectos específicos sobre discapacidad en Ley de Teletrabajo

La actual crisis sanitaria que se vive a nivel global, producto del coronavirus, ha impulsado a modificar las rutinas laborales de gran parte de la población, llevando a las compañías a implementar estrategias de teletrabajo con el objetivo de mantener activa su operación.

En este contexto, la Red de Empresas Inclusivas (ReIN), de Sofofa, realizó un sondeo entre sus socios para conocer su experiencia en la gestión de colaboradores con discapacidad durante esta emergencia sanitaria, lo que sin duda representa un desafío mayor al momento de enfrentar la contingencia.

La presidenta de la ReIN, Elena Razmilic, señaló que “con esto hemos podido reconocer, a través de la mirada de nuestros socios, aquellas prácticas comunes, las cuales nos permitirán crear nuevas herramientas para enfrentar de mejor forma este tipo de escenarios u otros contextos complejos, tomando como referencia las iniciativas más exitosas y también detectando las problemáticas o dificultades que comparten la mayoría de las empresas”.

Además, agregó que “para ello es fundamental trabajar de manera conjunta, tal como lo hacemos en la ReIN, con el fin de generar cambios culturales necesarios para incorporar de manera inclusiva a las personas con discapacidad en la realidad del teletrabajo”.

Resultados

La encuesta, que abarcó a más de 40 empresas, reveló que el 95% de las organizaciones ha optado por el teletrabajo u otra medida en el caso de sus trabajadores con discapacidad y en situación de riesgo, es decir, mayores de 65 años y enfermos crónicos.

Asimismo, la medición muestra que el 61% de las compañías consideran necesario incluir aspectos específicos sobre la gestión de personas con discapacidad en la Ley N°21.220 que regula el trabajo a distancia y teletrabajo, con un 40% de menciones respecto de la necesidad de incorporar instancias de capacitación a los trabajadores con discapacidad para la ejecución de sus labores a distancia, mientras que un 36% señaló la necesidad de definir aspectos relativos a su seguridad y salud en el lugar de trabajo.

Al respecto, la presidenta de la ReIN comentó que precisamente “uno de los lineamientos estratégicos que hemos definido para este año consiste en revisar cómo podemos aportar valor en la generación de políticas públicas que tengan un impacto directo en la inclusión laboral de personas con discapacidad, de manera de facilitar aún más su incorporación en el mercado laboral. Y es que creemos que la experiencia de nuestros socios es sumamente valiosa para la construcción de aquellas normativas que favorezcan una cultura inclusiva al interior de las empresas”.

El sondeo también mostró que el 55% de las firmas socias reconoce que la productividad de las personas con discapacidad no se ha visto afectada lo que –de acuerdo a la percepción de los encuestados- responde al gran compromiso que su personal con discapacidad ha demostrado por la organización al realizar sus labores en esta modalidad; mientras que solo un 7% manifiesta que este indicador ha bajado, debido a la incertidumbre que les genera el contexto que vive actualmente el país.

Fuente: Diario Concepción

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*