Teletrabajo ayudará a sumar a las personas con discapacidad

Subsecretario del trabajo explica que la Ley de Teletrabajo es una oportunidad de gran importancia para sumar a las personas con discapacidad al mundo del trabajo de la mano con la Ley de Inclusión Laboral.

Subsecretario del trabajo Fernando Arab

En el contexto de la pandemia, el Subsecretario del Trabajo, Fernando Arab y el influencer, Mauricio Riffo, conversaron el pasado lunes a través de Instagram Live acerca de la inclusión laboral en Chile, para encontrar el punto de convergencia entre la Ley de Teletrabajo y la Ley de Inclusión Laboral.

De la reciente Ley de Teletrabajo puesta en marcha el pasado 1 de abril, Fernando Arab explica que es una ayuda de gran importancia para sumar a las personas con discapacidad al mundo del trabajo. Además, califica a este tipo de empleo como moderno porque “aprovecha las nuevas tecnologías y las pone al servicio de las personas para mejorar su calidad de vida”. Así mismo, expresa que es sustentable porque ayuda a “descontaminar y descongestionar” las ciudades, permitiendo tener menores tiempos de traslado y una ciudad más limpia, y, además, lo considera inclusivo porque “permite que sectores que tradicionalmente están fuera del mercado del trabajo o les cuesta mucho ser parte, puedan incorporarse al mundo laboral”.

En este mismo contexto, surge la relación entre la Ley de Inclusión Laboral y la Ley de Teletrabajo, en la cual el Subsecretario del Trabajo señala que “el empleador es responsable de que las condiciones de trabajo de la persona con discapacidad sean óptimas” y que permitan proteger la vida, seguridad e integridad física del trabajador. Además, añade que la ley establece que la Dirección del Trabajo tiene facultades para fiscalizar la calidad de las condiciones del trabajador, explicando que “si una persona está teletrabajando y no cumple con las condiciones mínimas, se deben aplicar las sanciones correspondientes al empleador”.

Con respecto a la Ley de Inclusión Laboral finaliza agregando que, hasta la fecha, alrededor de cuatro mil empresas han cumplido, casi dos mil trabajadores han sido inscritos y la mayor cantidad de contratos son indefinidos o de jornada completa. Sin embargo, se continúa viendo un sesgo de género, puesto que, de las personas con discapacidad beneficiadas, hay el doble de hombres que de mujeres.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*