Personas con TEA, discapacidad intelectual y daño cerebral alertan de los efectos del confinamiento

Plena Inclusión, Autismo España y La Federación Española de Daño Cerebral (FEDACE) alertan de las graves consecuencias que la actual pandemia tiene en estos grupos sociales

Niña con autismo (Foto Freepik)

Plena Inclusión, Autismo España y La Federación Española de Daño Cerebral (Fedace) alertan de las graves consecuencias que la actual pandemia de coronavirus tiene y tendrá sobre los grupos sociales a los que representan, más expuestos a la crisis sanitaria, económica y social.

Así lo ponen de manifiesto estas tres organizaciones en los artículos de opinión que publican en la nueva edición de ‘Cermi.es semanal’, en los que ponen en valor la labor que realiza el tejido asociativo de la discapacidad organizado en torno al Cermi, sobre todo en tiempos de crisis como la que se está viviendo, aunque parte del trabajo y acompañamiento se esté realizando de forma telemática.

En este sentido, el presidente de Plena InclusiónSantiago López Noguera, elogia la “robustez y creatividad” de sus organizaciones miembro, “ofreciendo respuestas rápidas y centradas en las necesidades concretas, frente a la lentitud desesperante de la administración”.

“Muchos ponían en duda el valor del asociacionismo y de las redes de colaboración, cuando hoy se revelan esenciales frente a la adversidad”

“Muchos ponían en duda el valor del asociacionismo y de las redes de colaboración, cuando hoy se revelan esenciales frente a la adversidad. Tal vez tengamos que aprender a centrarnos en lo esencial y no despistarnos en alimentar egos, fomentar etiquetas o diseñar nuevas torres de babel. Tiempo tendremos para hacer un buen aprendizaje de lo vivido en estos meses que esperemos que sean pocos y pasen rápido”, sostiene Noguera.

En el caso de las personas con trastorno del espectro autista (TEA), el presidente de Autismo EspañaMiguel Ángel de Casas, avisa de que el “impacto del confinamiento” en estas personas está siendo significativamente mayor.

“El estado de alarma ha implicado cambios sustanciales en su vida cotidiana y la necesidad de adaptarse rápidamente a una nueva realidad, algo que es especialmente difícil para las personas con TEA, que requieren rutinas estables y predecibles”. Eso sí, agradece que el Gobierno atendiera la demanda planteada junto al Cermi de que se diera cobertura legal clara a las personas que por su discapacidad precisen de salir a la calle.

“Se demanda a las autoridades que las personas con TEA sean reconocidas como población de alto riesgo”

También demanda a las autoridades que las personas con TEA sean reconocidas como población de alto riesgo, “para que se asegure la identificación precoz de la infección, a través de la realización prioritaria de los test y pruebas médicas, cuando existan indicadores de enfermedad, y para que, por supuesto, no sean discriminadas por razón de su discapacidad en los protocolos clínicos de atención a pacientes contagiados de coronavirus”.

Por su parte, el presidente de FedaceLuciano Fernández Pintor, traslada la preocupación del sector ante la situación de inestabilidad económica y social, incidiendo en la brecha digital, la falta de recursos o la creciente sensación de incertidumbre como las dificultades específicas a las que se enfrentan las personas con daño cerebral y sus familias, así como las entidades miembro de Fedace.

Aun así, Fernández Pintor ha asegurado que, a pesar de la coyuntura actual,  Fedace “seguirá apostando por un proceso asistencial continuado con recursos públicos suficientes y de calidad contrastada”, aunque ha admitido que será “necesario” que las administraciones estatales, territoriales y locales “sigan apostando por el mantenimiento y la potenciación del tejido asociativo”.

En esta línea, las tres entidades reclaman el compromiso de las administraciones públicas para hacer frente a las dificultades económicas que sufren y sufrirán las organizaciones de la discapacidad, para que su viabilidad no se vea comprometida y con ella la atención que prestan a las personas con discapacidad y sus familias.

Relación histórica

Por otro lado, la publicación contiene una entrevista con María Pinjefa de Sociedad y Cultura de Europa Press (EP), quien destaca la importancia del periodismo social, que, en su opinión, se está poniendo de manifiesto ahora más que nunca.

Pin pone en valor la “relación histórica” de EP Social con el sector de la discapacidad y hace un llamamiento a la ciudadanía para que se informe por medios de comunicación “fiables” y por “fuentes oficiales” para huir de las noticias falsas, que están proliferando de manera importante durante esta crisis.

María Pin pone en valor la “relación histórica” de EP Social con el sector de la discapacidad

Otro de los contenidos es un reportaje que repasa las principales vulneraciones de derechos a las que han tenido que hacer frente las personas con discapacidad y sus familias, durante la crisis sanitaria de la Covid-19, contra las que se ha luchado desde el tejido asociativo de la discapacidad a través de la labor de incidencia política. En el texto se repasa también el trabajo que están realizando diferentes entidades miembro del Cermi durante la pandemia de Covid-19.

No obstante, el delegado del Cermi para los Derechos Humanos y la Convención Internacional de la DiscapacidadJesús Martín Blanco, advierte en el reportaje de que, ante las previsiones económicas, la actual crisis sanitaria y social afectará al empleo de las personas con discapacidad, por lo que desde el Cermi “trabajamos por alcanzar medidas como la renta mínima, que palíe la previsible situación económica que afectará de forma más violenta a las personas con discapacidad”.

Fuente: ConSalud

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*