Dilema ético en España: se negó la UCI a persona con discapacidad

La saturación de los servicios sanitarios madrileños ha obligado a que los médicos tengan que tomar la difícil decisión de elegir a quien atender.

La situación de discapacidad de un enfermo «no puede ser nunca por sí misma» motivo para priorizar o no la atención sanitaria. Así lo sostiene el Comité de Bioética de España.

Y lo enfatiza un informe del Comité sobre los aspectos bioéticos de la priorización de recursos sanitarios. Esto, en el contexto de la crisis del coronavirus.

El presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Luis Cayo, abordó el tema. «A veces, aplicando protocolos que no tienen ningún valor legal, se prioriza y se considera que la vida de alguien en situación de discapacidad vale menos, que van a tener menos esperanza de vida que otros».

En concreto, Cayo hacía referencia a un caso en la Comunidad de Madrid. Se trata de una persona de unos 40 años con síndrome de down, al que «le negaban la UCI». Todo con el argumento de que «la esperanza de vida en las personas con síndrome de down es más limitada».

«No se le daba el servicio, pero tras varias protestas sí se le ha dado», ha precisado Cayo.

Elegir a quién atender «es durísimo»

Por su parte, el gerente de Down España, Agustín Macia, ha afirmado que lo que está sucediendo «desde hace una semana» en la Comunidad de Madrid» es que «se está valorando la esperanza de vida cuando los recursos son muy limitados». Aún así, matizó que «no se ha confirmado» que haya algún caso de discriminación a personas con discapacidad intelectual.

En este punto, ha destacado que, en situación de emergencia, los médicos «tienen que valorar a quien tienen que atender o no atender», algo que «es durísimo».

«Esto está afectando a personas con discapacidad, pero abiertamente no es una discriminación. Son valoraciones duras, pero objetivas que están haciendo los profesionales», ha precisado.

Por último, Macia ha subrayado que la intubación en personas con discapacidad intelectual «es muy complicada». La razón es que es un entorno «hostil» y «les cuesta entender todo lo que hay alrededor».

Por ello, levantó una petición al personal sanitario. Que «intente hacer todo lo posible para que haya un acompañamiento de familiares» en estas situaciones.

Fuente: La Cuarta

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*