La app chilena que guía a personas con discapacidad visual

Lazarillo permite conocer la ubicación del usuario y de los servicios de su interés e indicar las rutas para llegar a él, y está traducida a 15 idiomas.

En Chile existen más de 800 mil personas con discapacidad visual. Diariamente deben enfrentarse a situaciones cotidianas en las que necesitan la asistencia de un tercero. Bajarse de la micro, usar un cajero automático o encontrar un lugar específico son algunos de los típicos problemas que, gracias a la aplicación Lazarillo, podrían resolver de manera independiente.

Lazarillo nació como idea de tesis de René Espinoza para la Universidad de Chile. Después de trabajar con el Centro de Trastornos del Movimiento (Cetram) en un proyecto de inclusión para personas ciegas, descubrió que ellas utilizaban mucho los smartphones y que era posible crear aplicaciones accesibles.

“En todos los celulares existe lo que se llama un lector de pantalla. Eso está en las configuraciones. Yo puedo hacer que tu celular hable cuando yo toque la pantalla”, explica. Agrega que el sistema funciona, ya que todo está mapeado, por lo que la aplicación va hablando y describiendo los lugares a medida que la persona se va desplazando.

Si bien Lazarillo funciona en la calle en todo el mundo, puede utilizarse también en espacios interiores, los que requieren que se habilite el sistema para que la app pueda describir con precisión cada espacio. Por ejemplo, el Banco Estado tiene 48 sucursales habilitadas de Arica a Punta Arenas con el servicio de navegación interior, lo que permite que cuando una persona entre pueda orientarse sin necesidad de ayuda.

Para contar con la navegación interior, las empresas interesadas deben pagar un costo de instalación de infraestructura y una mensualidad.  Actualmente, además, están trabajando con universidades y espacios culturales para hacer tours.

La aplicación está disponible en 29 países y ha sido traducida, con la ayuda de los mismos usuarios, a 15 idiomas. Es la única iniciativa chilena finalista del concurso GIST Network, donde compiten emprendimientos en el área de la ciencia y la tecnología de economías emergentes de todo el mundo.

Fuente: Pauta


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*